Cuando Vicálvaro era pueblo

“Octubre de 1951, Vicálvaro…”
De esta manera podían comenzar una carta las miles de vicalvareños que por aquel entonces vivían en un pueblo con autonomía propia y que no pertenecían a la capital del Estado.
Un pequeño y tranquilo pueblo que llegaba casi hasta la plaza de Las Ventas, limitaba en el Oeste con el pueblo de Vallecas, al sur cientos de hectáreas de cultivo y al norte prácticamente con lo que hoy es la M-30.
Ese era el terreno que disponía Vicálvaro antes de que el caudillo, Francisco Franco decidiera dar mayor importancia a Madrid para crear una capital más grande, ostentosa y centralizada.

ANTIGUOS TERRITORIOS PERTENECIENTES A VICÁLVARO (aproximados)
Junto a la anexión de Vicálvaro iban otros 13 pueblos: Chamartín de la Rosa, Carabanchel Alto, Carabanchel Bajo, Canillas, Canillejas, Hortaleza, Barajas, Vallecas, El Pardo, Fuencarral, Aravaca y Villaverde.
Todos estos territorios fueron adheridos a la capital conformando la ciudad que hoy conocemos. Madrid no dejaba de crecer y se anexionó territorios urbanizables para comenzar a construir nuevas viviendas para los inmigrantes que venían a ala capital en busca de trabajo. Pero antes de eso Vicálvaro era un núcleo de población amplio con varias barriadas: Las Ventas, Moratalaz, Pueblo Nuevo, Barrio de Bilbao o El Carmen, eran barrios pertenecientes a Vicálvaro y que dependían directamente de su alcalde.
Pero llegó la hora. Era 20 de octubre de 1951 cuando finalmente Vicálvaro fue anexionado a Madrid. Un disgusto para muchos vecinos, aunque para otros había cosas más importantes, “la gente no notó realmente la anexión. Los trabajadores tenían que seguir trabajando o buscar un trabajo y preocuparse de seguir viviendo” asegura Valentín González, presidente de la asociación histórica de Vicálvaro, Vicus Albus, y prosigue, “para mí fue la peor fecha de la historia de Vicálvaro”.
“No os preocupéis porque ahora además de sentiros vicalvareños, os podréis sentir madrileños”. Desde ese día y tras las palabras del entonces alcalde de Madrid, el II Conde de Santa Marta de Babío, Vicálvaro y los vicalvareños habían dejado de poseer autonomía y a alguno incluso el sentimiento de sentirse de pueblo.
Vicálvaro perdió casi 23.000 habitantes un sin fin de territorios, y se quedó sin alcalde propio, aunque no sin ayuntamiento, que aguantó unos años más hasta que se derribó para construir dependencias institucionales.
Desde la anexión, Vicálvaro pasó a formar parte del distrito de Moratalaz, después lo sería de Vallecas y ya en los años 80 pasaría a formar, como hoy, a ser un distrito propio pero que depende naturalmente del ayuntamiento de Madrid.
“Si no se llega a producir la anexión de Vicálvaro ahora Vicálvaro tendría 350.000 habitantes, además de un alcalde propio” afirma Valentín. Por ello aún es tangible el amor por Vicálvaro que algunos vecinos tienen. Es normal encontrarse a, sobretodo personas mayores, que aún dicen “me voy a Madrid”, dando a entender que para ellas Vicálvaro no es Madrid.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s