Categoría: Educación

Un año de lucha estudiantil

Tras numerosos recortes en la educación pública, estudiantes, profesores, madres, padres y gran parte de la ciudadanía se han organizado en varias ocasiones para protestar y reivindicar su opinión acerca de estas medidas realizadas por el Gobierno.

Timeline

Anuncios

Siguen los recortes en educación y la crisis de sentido común

La Universidad Rey Juan Carlos no va a parar de despedir hasta que llegue a la cifra acordada con la Comunidad de Madrid en materia de recortes anunciados por esta. En principio es una imposición de la Comunidad a la URJC (Universidad Rey Juan Carlos) quien dice no pagará alrededor de 16’5 millones de euros que ya estaban presupuestados. Esta imposición acarrea muchas dudas acerca de la “autonomía” que tienen las Universidades y que además está escrito en la Carta Magna y en los propios Estatutos de la Universidad.
Para que los números salgan la única vía que ha visto el Consejo de Gobierno, tripulado por el Rector don Pedro González Trevijano es la de despedir masivamente y sin tapujos a personal de PDI (Personal Docente e Investigador) y PAS (Personal Administrativo y de Servicios), para alcanzar los recortes y propuestas que llegan desde la Consejería de Educación de la CAM presidida por Lucía Fígar.
La Comunidad de Madrid recomienda a la URJC que recorte para este curso 2012/2013 alrededor de 3’5 millones de euros en personal, lo que se traduce en otra ola de despidos que seguiría a la de este año en la que se han visto afectados alrededor de 250 profesores y personal administrativo y de servicios.

  

A pesar de una exuberante subida de tasas en la que se ve afectada la clase obrera, es decir, la mayoría de universitarios, la URJC no ha dudado en seguir con su política de recortes.
Ya anunció la Comunidad de Madrid que el precio del crédito aumentaría en 5’84 euros, pero parece haber trampa y cartón. En segundas matriculas el estudiante tendrá que abonar entre el 30% y el 40% del coste total de la asignatura. En tercera matrícula entre el 65% y 76 %; y ya en cuarta y sucesivas matrículas el alumno debe abonar la totalidad del coste de la asignatura pudiendo costar esta 756 euros en algunas Ingenierías, o carreras como Medicina, en las cuales el grado de experimentación es mayor.


Pese a todos estos “ajustes” que no provocan una “flexibilización en la aulas” como anunció el Ministro de Educación, José Ignacio Wert, sino que provoca una masificación en las aulas y un mayor trabajo para todos los profesores, quienes además de tener más horas de docencia  tienen más alumnos mermando aún más si cabe la calidad de la educación pública y atropellando derechos fundamentales por los que se lleva luchando años , no existe un movimiento estudiantil fuerte en la URJC.
Aún es palpable al pasividad y la indiferencia entre el alumnado, sin embargo, aunque no sea lo general sí que hay alumnos comprometidos que se están organizando para combatir esta crisis de sentido común que galopa por las cabezas de los políticos. Algunos alumnos crearon ya hace alrededor de un año TomalaURJC, un colectivo de alumnos que se organizan de manera horizontal y asamblearia a la hora de tomar decisiones y que está para hacer frente a estos recortes en educación y para intentar solucionar problemas dentro de la propia universidad.
Los profesores por su parte, después de 450 despidos en poco menos de dos años, además de algunas más que probables no renovaciones de contrato venideras, también han decidido crear una “Plataforma por una URJC transparente, democrática y de calidad” como anuncian en su web.
Pues la situación de la mayoría de estos profesores es delicada y han decidido organizarse para trabajar juntos contra todas estas políticas.
“Yo no sé que pasará con vuestras notas, puesto que por el momento sólo tenemos contrato hasta diciembre, y vuestros exámenes son en Enero”, anunciaba José Cervera, profesor de la URJC, al comienzo del curso, dejando claro que probablemente la URJC no renueve a estos profesores su contrato. A pesar de que el curso se prolongue hasta junio, hay a profesores que les espera un futuro incierto.
Esta medida de presión que está ejerciendo la URJC hacia sus profesores también está ocurriendo en las demás Universidades Públicas de Madrid donde también los profesores comienzan a movilizarse en contra de los recortes.
La UCM (Universidad Complutense de Madrid) ha dejado de pagar a sus trabajadoras de la limpieza y se prevé una posible suspensión de sueldo para algunos profesores.